Inicio / ISO 19011 / Los auditores no deben auditar su propio trabajo ¿En Serio No Deben?
los auditores no pueden auditar su propio trabajo

Los auditores no deben auditar su propio trabajo ¿En Serio No Deben?

Los auditores…

De que pueden, ¡Pueden!… de que no deban y no lo hagan, a fin de asegurar objetividad e imparcialidad en el proceso de auditorías, es los que plantea la norma en el punto 8.2.2; al igual que muchos requisitos, éste, está sujeto a una correcta aplicación.

Lo que significa…

Es sencillo, los que la norma dice es que un segunda persona ajena al trabajo diario que realizas en tu proceso de todos los días, es la que debe auditarte… el principal argumento que da la norma, es que así se logra la objetividad e imparcialidad que el proceso de auditorías necesita.

Por ejemplo; si trabajas en el proceso de compras y eres auditor interno; tu auditor líder, JAMAS deberá enviarte a auditar el proceso de compras, mucho menos dejar evidencias de que tal acción se planificó y realizó, pero esto es solo para cumplir con la norma… te tengo algunas preguntas.

Rompiendo paradigmas…

¿A caso auto asegurar la calidad de tu propio trabajo es alejarse del verdadero concepto de la calidad?, ¿En realidad nos hemos desarrollado como personas carentes de objetividad e imparcialidad?, ¿dependeremos siempre la opinión de un tercero para confirmar que nuestro trabajo está bien hecho?…

Necesitamos cuestionarlo todo, en especial aquellos requisitos que  limitan el desarrollo de nuestra objetividad e imparcialidad, y por lo tanto parte de nuestras competencias personales… ¡Las Cosas Cómo Son!

¡Por qué no decirlo!…

La norma tiene debilidades, fortaleza, y errores en su conceptualización y traducción, que generan confusiones en los más novicios y son aprovechadas por los más listillos para intentar venderles servicios de tercerización que no necesitan, es por eso que de cuando en cuando necesitan renovarse.

Un poco de historia…

La concepción de la auditoría como herramienta de mejora NO tuvo su origen en el mundo de la normatividad, ni tiene una historia reciente… más bien se originó en el mundo de la administración y finanzas, por rumbos de la edad media, así de antigua es.

Los señores feudales llegaron a desconfiar de sus recaudadores, al darse cuenta que la productividad agrícola aumentaba y los impuestos recaudados eran los mismos… así que idearon mecanismos de auditoría para detectar fraudes; en el tema de finanzas está claro que alguien que audite su propio trabajo nunca denunciaría un auto fraude.

En 1987 cuando la organización ISO estaba por publicar la primera versión de la 9001, consideraron que un proceso de auditorías sería la herramienta adecuada para apalancar la mejora continua, ¡No se equivocaron!… así que decidieron convocar a los expertos en el tema de auditorías para definir los requisitos para este proceso, que por cierto provenían del mundo de las finanzas, es en este campo donde están los mejores expertos en este tema.

Es así como heredamos algunas reglas como “Los auditores no deben auditar su propio trabajo” se lee entre comillas “a fin de evitar fraudes”… cosa que en el mundo de la gestión de operaciones no tiene mucha aplicación, pues deja de lado el concepto “Hacer – Revisar” (el cual ayuda a asegurar la calidad del propio trabajo) y nos vuelve incompetentes al necesitar siempre la objetividad e imparcialidad de un tercero.

Lo que dicen…

Que es no es ético, que no podemos ser juez y parte, que es una utopía la imparcialidad y el profesionalismo, que no se puede, que una auto-auditoría no sirve, que la opinión de un tercero tendrá más valor que la tuya ¿ES EN SERIO? ¿Ósea que estamos totalmente incapacitad@ para asegurar la calidad de nuestro propio trabajo?

¡Yo no me lo creo!

La norma ISO 9001 tiene muchas oportunidades de mejora, algunas de ellas limitan las competencias y responsabilidades que una persona puede desarrollar para mejora la calidad de su propio trabajo, es urgente recomponerlas en la futura versión 2015 a fin de que no sólo sea una norma de sistemas, también de personas.

La calidad personal…

En el 2004 Claus Moller experto en el tema de Calidad Personal, propone el concepto “Hacer – Revisar”; básicamente propone que toda actividad personal y laboral debe pasar por un proceso de auto revisión y mejora antes de su entrega. ¿A quién no le ha pasado? Te encargan una presentación con datos estadísticos de los indicadores de calidad, ¡ZAZ! Que lo terminas de última hora, vas y lo presentas ¡ANDA! Algunas cosas mal entre ellas la cara del director.

La auto auditoria es posible, la calidad personal es posible; al aplicarla conseguimos más confianza de las personas en nuestro trabajo, tareas más estimulantes, menos reproceso y pérdida de tiempo personal, junto con alguna consideración para un mejor puesto de trabajo u oportunidades de negocio, se trata de tener la actitud correcta.

A la norma ISO 9001, le tomara un tiempo y algunas versiones más poner a las personas antes que a los sistemas y procesos, pero como dijo Thomas Jefferson: Nada sobre esta tierra puede detener al hombre que posee la correcta actitud mental para lograr su meta. Nada sobre esta tierra puede ayudar al hombre con la incorrecta actitud mental.

Saludos.

0
Share on Pinterest
Guía implementación de ISO 9001:2008

Acerca de Daniel Jimenez

Ingeniero Industrial, Máster en Dirección y Gestión de la Calidad. Con gusto comparto mis experiencias y conocimiento sobre Sistemas de Gestión aquí. Me especializo en aportar soluciones a líderes de sistemas que quieren obtener mejores resultados de sus proyectos de implementación, mejora o auditoría, Clic Aquí Para Conocerlas Hoy.

Recomendado Para Ti

muestreo en auditoría ISO 19011

El muestreo Como Herramienta De auditoría – Introducción

Muestreo – Generalidades Ser eficaz como auditor el algo que se logra con el conocimiento …

Un comentario

  1. Juan Ángel castillo

    Un auditor internos puede auditar el proceso de auditorías internas por ejemplo si su puesto es como súpervisor De compras?

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu comentario será bienvenido. Sin embargo será moderado según las políticas para comentarios.