Inicio / PyMEs / Estratégia / Dirección Estratégica En ISO 9001:2015 – ¿Qué es?
Dirección estratégica

Dirección Estratégica En ISO 9001:2015 – ¿Qué es?

El término “Dirección Estratégica” aparece al menos cinco veces en la ISO 9001:2015, la versión antecesora ni por asomo menciona algún aspecto estratégico.

Pero ¿Qué es Dirección Estratégica?

Vamos por partes…

Todas las organizaciones necesitan una Dirección; de forma muy general, un sistema de dirección es un método, un tanto formal, para la coordinación de actividades que tienen un fin. El nivel de desarrollo de éste depende de la complejidad de la organización, del contexto con el cual interactúa y los objetivos que se ha planteado.

Por otro lado…

El concepto de estrategia ha tenido una evolución y han sido varios los expertos que han definido el término sin haber llegado a un consenso.

Andrews (1977): “El patrón de los principales objetivos, propósitos o metas y, las políticas y planes esenciales para lograrlos, establecidos de tal manera que definan en qué clase de negocio la empresa está o quiere estar y qué clase de empresa es o quiere ser”.

Porter (1982): “La esencia de la formulación de una estrategia competitiva consiste en relacionar a una empresa con su medio ambiente y supone emprender acciones ofensivas o defensivas para crear una posición defendible frente a las cinco fuerzas competitivas en el sector industrial en el que está presente y obtener así un rendimiento superior sobre la inversión de la empresa”.

Hax y Majluf (1996): Consideran que el concepto de estrategia es de carácter multidimensional, pues “abarca todas las actividades críticas de la empresa, proporcionándole un sentido de unidad, dirección y propósito, así como facilitando los cambios necesarios inducidos por su entorno”.

Entonces, Dirección estratégica es:

La formulación e implementación de un curso de acción que lleve a la consecución de los objetivos de la estrategia de una organización; es una parte de la dirección empresarial, su objetivo primordial es formular una estrategia y ponerla en práctica.

Según Cuervo García, A. (1995) en La dirección estratégica de la empresa, (Pág. 52), plantea lo siguiente:

“La dirección estratégica está caracterizada por:

  1. la incertidumbre acerca del entorno, del comportamiento de los competidores y de las preferencias de los clientes;
  2. la complejidad derivada de las distintas formas de concebir el entorno y de interrelacionarse éste con la empresa, y
  3. los conflictos organizativos entre los que toman las decisiones y los afectados por ellas”.

¡Contexto de la organización y partes interesadas! ¿No?

El mismo autor plantea que en este contexto:

“la dirección estratégica se ocupa de las decisiones encaminadas a formular e implantar la estrategia, lo que implica la movilización de los recursos de la empresa para el logro de los objetivos globales”. (Pág.51).

La Dirección estratégica como un proceso…

La Dirección Estratégica puede plantearse como un proceso que se encamina hacia la consecución y mantenimiento de una ventaja competitiva que permita a la organización continuar en el mercado por largo tiempo.

La dirección de la empresa debe primero conocer hacia qué objetivos encaminarse y después dirigir y coordinar todos los esfuerzos para alcanzar dichas metas.

El proceso de dirección estratégica no es único para todas las organizaciones, sino se manifiesta en función de la misión y de las características de cada una de ellas, así como de las pretensiones y las nuevas necesidades que tenga ésta, no obstante, deben seguirse un grupo de pasos generales que son los que deben adecuarse, los pasos o etapas son las siguientes:

  1. Determinación y establecimiento de la misión y las metas o fines de la organización.
  2. Diagnóstico estratégico.
  3. Búsqueda y determinación de las opciones estratégicas.
  4. Evaluación y selección de estrategias.
  5. Implementación de la estrategia seleccionada.
  6. Seguimiento y control estratégico.

También el proceso puede expresarse en una serie de tres fases secuenciales:

Definición de objetivos estratégicos:

  1. Definir la filosofía y misión de la empresa o unidad de negocio.
  2. Establecer objetivos a corto y largo plazo para lograr la misión de la empresa, que define las actividades de negocios presentes y futuras de una organización.

Planificación estratégica:

  1. Formular diversas estrategias posibles y elegir la que será más adecuada para conseguir los objetivos establecidos en la misión de la empresa.
  2. Desarrollar una estructura organizativa para conseguir la estrategia.

Implementación estratégica:

  1. Asegurar las actividades necesarias para lograr que la estrategia se cumpla con efectividad.
  2. Controlar la eficacia de la estrategia para conseguir los objetivos de la organización.

Cómo saber si la organización ha definido una dirección estratégica adecuada:

Con las siguientes preguntas los directivos pueden hacer una prueba de fuego a su estrategia:

En general

¿La estrategia comunica claramente un cambio?
¿Es atractiva, inspiradora y convincente?
¿Es clara y sin ambigüedades?

¿Por qué?

¿Describe las razones para el cambio?
¿Es alcanzable la estrategia de negocios? o ¿vale la pena abordar el riesgo?
¿Es relevante para el entorno empresarial que prevalece?

¿Cuándo?

¿Los objetivos del negocio proporcionan valor a los interesados?
¿Contiene una hoja de ruta / plan? O ¿se puede derivar fácilmente?
¿Contiene metas a corto, mediano y largo plazo?

¿Qué?

¿Los objetivos estratégicos son identificación, medibles y proveerán un cambio tangible?
¿Los objetivos estratégicos siguen una secuencia lógica hacia un estado final deseado?

¿Cómo?

¿El SGC es conveniente, adecuado, eficaz y se alinea con la dirección estratégica de la organización?
¿Considera la dotación de recursos necesarios para alcanzar el objetivo?
¿Es ejecutable?

En resumen:

La decisión de implementar un SGC es y seguirá siendo una decisión estratégica, por lo tanto el sistema de gestión, en su fase de diseño debe resultar como un producto alineado e integrado con las acciones y esfuerzos estratégicos seleccionados para lograr los objetivos globales de la organización.

Ciertos requisitos de la norma facilitan la alineación del SGC con la estrategia y operación de la organización; elementos como la comprensión de la organización, su contexto y las necesidades de sus partes interesadas facilitan el diseño alineado del SGC. ¿Qué opinas?

0
Share on Pinterest

Acerca de Daniel Jimenez

Ingeniero Industrial, Máster en Dirección y Gestión de la Calidad. Con gusto comparto mis experiencias y conocimiento sobre Sistemas de Gestión aquí. Me especializo en aportar soluciones a líderes de sistemas que quieren obtener mejores resultados de sus proyectos de implementación, mejora o auditoría, Clic Aquí Para Conocerlas Hoy.

Recomendado Para Ti

7rs 4ts gestión del riesgo flujo

Diagrama De Flujo: Gestión De Riesgos Y Oportunidades

Con la inclusión de la gestión del riesgo y las oportunidades en la norma ISO …

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu comentario será bienvenido. Sin embargo será moderado según las políticas para comentarios.