Inicio / ISO 9001:2015 / Gestión Del Conocimiento Organizacional En Cuatro Fases
Conocimiento organizacional

Gestión Del Conocimiento Organizacional En Cuatro Fases

¡Vivimos en la era del conocimiento!… la información esta por montones a tan sólo un clic de nuestros dispositivos móviles. Hoy por hoy, existen empresas de grandes capitales financieros cuyos activos principales son las ideas de los trabajadores del conocimiento. Google, Facebook entre otras, son empresas de pocos activos fijos y muchas ideas.

La gestión del conocimiento organizacional es un elemento que esta bien puesto, en la ya casi versión IS, de la norma ISO 9001:2015. Aquí veremos cómo gestionarle en fases básicas.

Según la cláusula 7.1.6, los requisitos para la gestión del conocimiento organizacional se pueden lograr en cuatro fases:

  1. Determinar los conocimientos necesarios para el funcionamiento de los procesos y para lograr la conformidad de los productos y servicios.
  2. Mantener el conocimiento y ponerlo a disposición en la medida necesaria
  3. Considerar el conocimiento organizacional actual y compararlo con las necesidades cambiantes y tendencias
  4. Adquirir el conocimiento adicional necesario

Al introducir el término “Conocimiento”, la nueva norma ISO 9001 tiene como objetivo aumentar dentro de las organizaciones el conocimiento para la gestión y vincular los conocimientos con resultados de valor para colocarlas en el futuro.

Dependiendo del tamaño y tipo de organizaciones, sus aproximaciones al tema del conocimiento pueden ser completamente diferentes. Un fabricante de automóviles a gran escala, por ejemplo, va a definir distintos enfoques del conocimiento que una pequeña firma legal.

Los nuevos requisitos tienen por objeto garantizar un proceso sistemático para el manejo del conocimiento de la organización de acuerdo con las condiciones del marco de su propio sistema de gestión de calidad.

Las cuatro fases que definen los requisitos para el manejo de conocimiento organizacional proporcionan orientación para el establecimiento de objetivos relacionados con el conocimiento.

En la primera fase, las organizaciones deben, determinar el conocimiento de los requerimientos de los clientes y partes interesadas, y determinar los procesos de producción y de prestación de servicios necesarios.

Posteriormente, deben planificar cómo pueden lograr los objetivos identificados por medio de la formación, el aprendizaje en el trabajo o incluso el e-learning.

Si se han implementado correctamente los principios y las cláusulas de la norma que definen un sistema de gestión de la calidad, determinar los conocimientos es prácticamente más sencillo.

En la segunda fase, las organizaciones deben determinar los métodos específicos para el intercambio de conocimiento al interior de la empresa y para mantener este conocimiento.

Las posibilidades incluyen la transmisión de la experiencia (éxitos o fracasos) de los empleados en sus proyectos a sus colegas en el estilo de “Lecciones Aprendidas”.

Los empleados que salen de la empresa o se cierran a compartir su experiencia y know-how representan un riesgo importante de pérdida del conocimiento.

Las organizaciones que deseen evitar estos riesgos pueden recopilar y mantener los conocimientos disponibles, por ejemplo mediante el uso de foros u otros recursos de intercambio de conocimientos especializados.

En la tercera fase, la organización debe evaluar sus conocimientos actuales, como el que se ha impartido en los entrenamientos, entrevistando a los empleados para clarificar el estado de su conocimiento e identificar oportunidades de mejora.

Otro desafío importante consiste en vigilar los cambios en el mercado o en la tecnología y analizar cómo influyen en el conocimiento que la organización requiere para adaptarse a estos nuevos cambios.

Una vez que la organización identifica oportunidades de mejora en ciertas áreas; las medidas específicas se deben tomar en la fase cuatro.

Dependiendo de la situación individual, las empresas pueden mejorar aún más sus relaciones con clientes, proveedores y prestadores de servicios, o mejorar sus mecanismos para mantener su conocimiento seguro.

Puede resultar una buena idea, por ejemplo, renovar la validez del conocimiento para las funciones críticas o mejorar la protección de los conocimientos existentes mediante la presentación de patentes.

Además de utilizar la formación interna, las organizaciones también pueden utilizar fuentes externas, incluyendo boletines, revistas especializadas, membresías en asociaciones o alianzas importantes para ampliar sus conocimientos.

Al introducir el tema de “conocimiento”, la nueva norma ISO 9001 plantea dentro de las organizaciones, el conocimiento, como uno de los factores de éxito sostenible que les orienta hacia el futuro.

¿Qué te parece la gestión del conocimiento organizacional como uno de los nuevos elementos en la norma?, mucho se ha hablado de que la gestión del riesgo es lo mejor que trae esta nueva revisión, la verdad es que no, desde mi punto de vista hay elementos más valiosos y la gestión del conocimiento es uno de ellos.

0
Share on Pinterest
Guía implementación de ISO 9001:2008

Acerca de Daniel Jimenez

Ingeniero Industrial, Máster en Dirección y Gestión de la Calidad. Con gusto comparto mis experiencias y conocimiento sobre Sistemas de Gestión aquí. Me especializo en aportar soluciones a líderes de sistemas que quieren obtener mejores resultados de sus proyectos de implementación, mejora o auditoría, Clic Aquí Para Conocerlas Hoy.

Recomendado Para Ti

7rs 4ts gestión del riesgo flujo

Diagrama De Flujo: Gestión De Riesgos Y Oportunidades

Con la inclusión de la gestión del riesgo y las oportunidades en la norma ISO …

Un comentario

  1. Vera Alexander Jimenez

    Muy bueno su artículo, comporto que es una gran modificación para la norma. Sin embargo veo que es un gran reto por que normalmente las personas cuidan mucho sus “lesiones aprendidas”

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu comentario será bienvenido. Sin embargo será moderado según las políticas para comentarios.