Pymes y startup: El flujo de procesos y los cuellos de botella – La Pizzería

Y las Pizzerias también tiene cuellos de botella.

Todos los negocios pueden mejorar y aumentar su eficiencia. Un método para identificar maneras de hacer que tu negocio sea más eficiente, es evaluar el “flujo del proceso” que tu negocio utiliza para producir (su salida) un producto o servicio.

Hay varios componentes de este análisis que te guiaran a través de un método bastante sencillo para identificar los cuellos de botella y aumentar la capacidad en tus propios procesos.

Como ejemplo de este proceso, consideremos una pizzería. Una pizzería vende su producto recién preparado y directo a sus clientes, utilizando los recursos que han reunido para hacerlo, formando así su capacidad de producción.

cuellos de botella en una pizzería

En este caso, los recursos incluyen a los trabajadores, las materias primas, suministros y el equipo necesario para producir las deliciosas pizzas. La pregunta es cómo hacer para buscar las ineficiencias en el proceso, que cuando se corrigen, puede permitir una mayor tasa de producción utilizando menos recursos.

¿La respuesta? Análisis de capacidad. Este enfoque de resolución de problemas tiene varios componentes que debes considerar cuando examinas un proceso:

  1. Rendimiento, o el caudal medio de un proceso (es decir, cuántas pizzas se pueden producir en una hora),
  2. Las agrupaciones de recursos, o unidades de recursos intercambiables que pueden llevar a cabo un conjunto idéntico de actividades,
  3. Unidad de tiempo de carga, medida en el tiempo por unidad de flujo (por ejemplo, cuántos minutos se tarda en preparar la masa para la pizza),
  4. Carga de procesamiento por lotes, o la capacidad de un recurso para procesar de forma simultánea varias unidades en el flujo de trabajo,
  5. La disponibilidad programada, o el total de horas que el recurso está disponible para su uso (por ejemplo, un chef de la pizza trabaja un turno de 8 horas, cinco días por semana), y, finalmente,
  6. La capacidad teórica, o la tasa máxima de flujo potencial de un proceso basado en la combinación anterior de factores.

Lo primero que debes considerar es “la medición del caudal”, Que puede ser expresado en el número de unidades de flujo por unidad de tiempo. Por ejemplo, ¿cuántas pizzas producen una pizzería en una hora? La tasa media de flujo de producción se puede determinar mediante la observación del proceso durante un período de tiempo y midiendo el número de unidades elaboradas a través del proceso.

Calcular el número medio de unidades del proceso por unidad de tiempo es un paso simple. Por ejemplo, si nuestra pizzería produce y vende 600 pizzas en 8 días, y cada día consiste en 10 horas de trabajo, podemos determinar fácilmente la velocidad del flujo, que es 600 / (8 * 10),  7.5 pizzas por hora.

El caudal máximo sería el número “potencial” que la pizzería podría producir si utilizan sus recursos de la manera más eficiente.

Este número, por supuesto, está limitado por los recursos involucrados (es decir, cuantos cocineros trabajar en un turno dado, cómo se utilizan los hornos y su capacidad, y cuántos a clientes se les pueden servir en un día de 10 horas).

El paso más importante es determinar la capacidad teórica de nuestra pizzería, y, a su vez, identificar  “el cuello de botella” en el proceso.

Podemos hacer esto mediante el análisis de todos los grupos de recursos disponibles (chef, horno, flujo de la orden, etc.) para determinar la capacidad teórica de cada uno.

Este análisis nos permitirá identificar el cuello de botella, o el más lento de los grupos de recursos.

Recuerda que la capacidad total teórico de nuestra pizzería es el caudal máximo si todos los recursos se utilizan plenamente. Por lo tanto, la capacidad se ve restringida por (y limitado x) la capacidad del recurso más lento en todo el proceso.

Buscando el cuello de botella en cada recurso.

El horno

Vamos a empezar con un recurso (el horno) y un cálculo simple que podemos utilizar para determinar la carga de esta unidad del grupo de recursos.

El horno es lo suficientemente grande como para cocinar 5 pizzas simultáneamente, por lo tanto el “lote” tamaño es igual a 5. Digamos que se tarda 15 minutos para hornear una pizza, por lo tanto la capacidad del horno será:

cuellos de botella calculo uno

 Si hacemos lo mismo para el resto de nuestro grupo de recursos de otros, podemos identificar fácilmente el más lento de estos y, ¡bingo! Nuestro cuello de botella por arte de magia será revelado.

Echemos un vistazo a los otros principales recursos del grupo, empezando por el chef de las pizzas.

El chef

El chef tiene una serie de actividades que ocupan su tiempo: la preparación de la salsa, preparar la masa, el montaje de las pizzas, y lo carga en el horno.

Vamos a suponer que la preparación de la salsa para un lote de cinco pizzas es igual a 4 minutos, que preparar la masa para las mismas 5 pizzas en 10 minutos, que el montaje otros 5 minutos, y  la carga al horno tarda 1 minuto más. El total del cocinero para producir un lote de 5 pizzas, tarda hasta 20 minutos. El cálculo de la carga del chef por hora es:

cuellos de botella calculo dos

El servicio al cliente

El último del grupo de recursos  es la persona que toma la orden  y es a la vez cajero. Vamos a suponer que este trabajador es también responsable de retirar la pizza del horno, servirla (o empacarla), llevar la orden y tomar el pago.

 Así es como fluye: Descarga / servir  menos de 1 minuto por cada lote de 5 pizzas, y la entrega y el pago es de 3 minutos por cada pedido. El proceso de caja lleva un total de 4 minutos, y el cálculo de carga de la unidad sería:

cuellos de botellas calculo 3

¿El culpable aquí? ¡Lo sospeché desde un principio! El chef de la pizza, que es claramente el cuello de botella y su productividad limita la capacidad teórica total de la pizzería por día.

Si pudiéramos mejorar el tiempo de rendimiento para las tareas realizadas por éste recurso, o volver a distribuir las tareas a fin de que se repartan entre los otros recursos, se podrían aumentar la capacidad teórica de toda la operación.

La próxima semana vamos a discutir algunas formas en que podemos hacer frente a ese problema. Lo siento, ¡El timbre acaba de sonar y mi pizza está aquí!

Cuellos de botella

Etiquetas
Mostrar más
Guía implementación de ISO 9001:2008

Daniel Jimenez

Ingeniero Industrial, Máster en Dirección y Gestión de la Calidad. Con gusto comparto mis experiencias y conocimiento sobre Sistemas de Gestión aquí. Me especializo en aportar soluciones a líderes de sistemas que quieren obtener mejores resultados de sus proyectos de implementación, mejora o auditoría, Clic Aquí Para Conocerlas Hoy.

Recomendado para ti

Close

Adblock detectado

Por favor considere darnos su confianza desactivando Adblock